La urbanización rápida exige invertir en el desarrollo sostenible de las ciudades, según se indicó en una reunión

Ginebra, 14 Octubre 2014 (UNCTAD – Notas de informacion)

La UNCTAD y Jeffrey Sachs se asocian para estudiar soluciones.

Investing-2

La inversión es fundamental para hacer que las ciudades con un crecimiento rápido sean habitables, inclusivas y sostenibles, según se afirmó ante los dirigentes de ciudades y empresas que asistían a una mesa redonda organizada por la UNCTAD y la Red de Soluciones de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible (UN-SDSN), en el marco de la edición de 2014 del Foro Mundial de Inversiones, en Ginebra.

El evento, moderado por Jeffrey Sachs, Director de UN-SDSN y experto de renombre mundial en desarrollo económico y lucha contra la pobreza, marcó un nuevo compromiso de la UNCTAD en favor del desarrollo sostenible de las ciudades. La UNCTAD y la UN-SDSN se han asociado para identificar y compartir las buenas prácticas de desarrollo urbano sostenible.

En la mesa redonda, celebrada el 14 de octubre, se analizaron los problemas que afrontan las ciudades, la manera en que pueden atraer inversión extranjera y el posible papel de la inversión extranjera directa en el desarrollo sostenible.

El Secretario General Adjunto de la UNCTAD, Petko Draganov, afirmó que, igual que se dice “toda la política es local”, también el desarrollo económico empieza a nivel local. Añadió que se prevé que la función de los alcaldes y demás dirigentes de las ciudades adquiera una importancia aún mayor. Actualmente hay más habitantes en las ciudades que en el campo. Para 2050, se estima que las ciudades absorberán otros 3.000 millones de personas, y que el 70% de la población mundial vivirá en zonas urbanas, dijo el Sr. Draganov. 

Añadió que, si bien las ciudades representan el 80% del producto interno bruto mundial, también generan el grueso de las emisiones de carbono. Ali Masoud Al-Sunaidy, Ministro de Comercio e Industria de Omán, explicó que una gestión profesional de los fondos podía resultar mejor que la inversión pública directa. Dijo que las ciudades deben aumentar la transparencia, señalando que “cuanto más transparente eres, mejor respuesta se da a tus necesidades”. 

Para atraer inversiones y que estas tengan éxito, los dirigentes coincidieron en la necesidad de gestionar las ciudades de manera profesional. También es importante proteger o garantizar las inversiones. “La inversión generalmente es cobarde: solo va a lugares donde le garantizan seguridad”, dijo Hanan Gundadow Abdul-Rahman, Director Ejecutivo Metropolitano de Tamale (Ghana). Las administraciones públicas deben tener suficiente capacidad ejecutiva en materia de asociaciones público-privadas, según Jordi Joly i Lena, jefe de Economía y Finanzas del Ayuntamiento de Barcelona. Junto con otros participantes, invitó al sector público a imitar más al sector privado. 

En la mesa redonda se expusieron reacciones y observaciones de altos ejecutivos de importantes empresas internacionales como Siemens y Ericsson. “Las ciudades que tienen un plan a largo plazo funcionan mejor, aun si no lo siguen”, dijo Martin Powell, Jefe de Desarrollo Urbano de Siemens y exasesor de Boris Johnson, alcalde de Londres, en materia de medio ambiente. Citó estudios recientes que proyectaban un considerable impacto económico y ambiental positivo derivado de la automatización básica de los sistemas y de la incorporación en estos de cierta inteligencia, si bien advirtió que si las ciudades no modernizaban sus redes eléctricas, sería vano invertir en energías renovables.

Elaine Weidman-Grunewald, Vicepresidenta de Sostenibilidad y Responsabilidad Corporativa de Ericsson, coincidió con las observaciones de Powell y dijo que se presentaba una oportunidad extraordinaria para potenciar las inversiones en infraestructuras existentes. Añadió que las ciudades debían optimizar toda la cadena de valor del suministro eléctrico; más del 70% de la electricidad se pierde antes de llegar a los usuarios finales debido a la ineficiencia de la cadena de valor de la electricidad. 

La Sra. Weidman-Grunewald y otros participantes hablaron de la gran cantidad de ciudades que carecen de capacidad y de recursos. Gabriela Reyes Andrés, Directora de Aprovechamiento Sustentable de la Energía de la Secretaría de Energía de México, informó de que en su país hay más de 2.000 municipios, la mitad de los cuales carecen de recursos y personal para hacer un análisis energético detallado.

La Sra. Reyes Andrés presentó un proyecto piloto respaldado por el Banco Mundial para impulsar la eficiencia energética de las ciudades mediante un diagnóstico energético integral en cada uno de los estados de México, que podría ayudar a los alcaldes y contribuir a la incorporación del desarrollo sostenible en las políticas municipales.

Los participantes convinieron en que los dirigentes de las ciudades cumplen una importante función con respecto a cada uno de los tres principales componentes del desarrollo sostenible: desarrollo social, desarrollo económico y protección del medio ambiente. 

En relación con el tema de la salud pública y el medio ambiente, el Jefe en funciones del Organismo de Promoción de las Inversiones de Durban, Russell Curtis, dijo: “Quienes trabajamos en las ciudades somos los que tenemos mayor interés, porque lo vivimos y lo respiramos cada día. No podemos subir a un avión y marcharnos a otro estado o a otra ciudad”.

Los dirigentes empresariales dijeron que el desarrollo económico y la protección ambiental pueden conciliarse, ya que las ciudades que han protegido y mejorado sus espacios verdes y los han hecho más accesibles, presentan mejores resultados económicos que las ciudades que no tienen espacios verdes o los han reducido. Señalando que aún está sin construir más del 60% de la superficie que según las previsiones estará urbanizada en 2030, la Sra. Weidman-Grunewald dijo que se presenta una extraordinaria oportunidad para urbanizarla correctamente.

El Sr. Sachs dijo que el sistema financiero en la actualidad no funciona correctamente porque no da el resultado que necesitamos; no produce desarrollo sostenible. Por ello debemos identificar las fallas y corregirlas, y el Informe sobre las Inversiones en el Mundo de la UNCTAD es un buen comienzo.

La mesa redonda se celebró en colaboración con la Alianza Mundial de las Ciudades contra la Pobreza, una red integrada por más de 900 ciudades que colaboran para afrontar colectivamente los problemas de desarrollo.